Szapse (Salo) Zigler

Szapse Zigler nació en Polonia, en Turinka, distrito de Zolkiew, provincia de Lwow, el 9 de setiembre de 1897. Esta región hoy pertenece a Ucrania.

Hijo de Leib Zigler y de Frymet Tuch, ambos de origen judío.

El joven Szapse (Salo será el nombre que usará luego cuando emigre a Uruguay en 1929), fue en principio agricultor.

Según consta en su libreta de enrolamiento militar, en la Primera Guerra Mundial, prestó servicios en el ejército austríaco entre los años 1915 y 1918, en el sector de abastecimientos.

Su enrolamiento en el ejército se produjo en la localidad de Rawa Ruske.

Libreta Militar Zigler

Traducción de la Libreta de enrolamiento de S. Zigler

Emigra de Polonia con un documento de identidad que lleva el número 24163 E499970 el 30 de octubre de 1928, con destino a Holanda.

Tiene un visado del Consulado uruguayo en la ciudad de Amsterdam de fecha 4 de enero de 1929 y su pasaporte es el 189344.

Zigler parte del puerto Amsterdam en el barco de ultramar  Bepor Selria con destino a Brasil según consta en la documentación, llegando al puerto de Montevideo el 5 de febrero de 1929.

En Montevideo se integra a la colectividad judía de entonces trabajando en el comercio, viviendo en una finca de la calle Andes 1230.

Junto con su esposa uruguaya, de nombre Alba Lidia , emprende la actividad comercial instalando una tienda en la localidad de Carlos Reyles contigua a la estación Molles del ferrocarril, en el departamento de Durazno en 1941.

Ese mismo año nace su hija Sara el 17 del mes de noviembre.

La familia la forma también una hija de Alba Rodríguez, de nombre Alma Sonia Rodríguez, nacida en 1938.

En 1947 se mudan a la ciudad de Durazno y abren la tienda “La Estrella”, en la esquina de las calles 19 de Abril e Ituzaingó, frente a los comercios de Oltarz y de Granestein, y vecino de la mueblería de Sokolsky, en el mismo local donde , tuvo tienda otro inmigrante judío de nombre Salomón Tell. Este comercio funcionará hasta principio de la década de 1960.

Salo Zigler falleció en Durazno el 19 de noviembre de 1954.

Abraham Bekerman y su familia en Durazno

Abraham Josef Bekerman nació en Polonia, en 1911, hijo de Kalman Bekerman y Fanny Woda.La familia Bekerman – Woda vivía en Skolow-Podlaski, población ubicada en la región oeste de Polonia, en esa época formando parte de Bielorrusia.

42_big

Antigua sinagoga en Skolow-Podlaski

(imagen tomada de http://sokolyw-podlaski.wikimapia.org/en)

Sus padres habían fallecido como consecuencia de una epidemia de gripe española que asoló Europa luego de finalizada la Primera Guerra Mundial.

Su familia estaba compuesta por sus padres, dos hermanas: Malka y Sure, y un hermano varón de nombre  Arturo. Abraham era el mayor de los cuatro hermanos que quedaron al cuidado de su abuelo paterno.

El primero en emigrar al Uruguay, en 1930, contando con 19 años, fue Abraham, quien llegó a Montevideo donde tenía otros familiares.

En la capital uruguaya vivía Sepora Bekerman, hermana de su padre, casada con Hector Silberberg, y otra tía de nombre Libe Bekerman casada con Moisés Granestein. Este último matrimonio se instalará en Durazno con la tienda “Sarandí”, en la calle 19 de Abril frente a la mueblería de Abraham Sokolsky.

Los Granestein tenían un hijo de nombre Mateo.

La mueblería “Centenario”, en 18 de Julio casi Dr. Herrera,  frente a la plaza Sarandí, fue abierta por la sociedad entre Abraham Bekerman y su tío Moisés Granestein.

Luego esta sociedad  comercial se disolvió y quedo como único dueño Abraham, quien en 1938 se casó con Sara Weil. Dicho matrimonio tuvo tres hijos: Carlos, Fanny y Beatriz.

Abraham Bekerman trajo de Europa a sus dos hermanas: Malka, que se casó con Isaac Ryzowy, y Sure que permaneció soltera.

El matrimonio Bekerman – Weil tuvo además la tienda “La Moderna” ubicada en calle 18 de Julio, a media cuadra de plaza “Sarandí”, frente a la agencia de la empresa de autobuses ONDA, y vecina a la zapatería “Signo de Oro” de Isaac Mendelsohn.

(datos aportados por Carlos Bekerman)

La familia Ryzowy – Bekerman

El principal de esta familia fue Isaac Ryzowy Oberst (nacido en 1910), proveniente del pueblo de Zuromin, en la región de Pomorskie, en el centro-norte de Polonia. Emigrado a Sudamérica en 1927 cuando contaba con diecisiete años de edad Era hijo de una familia compuesta por diez hermanos. En ese pueblo de Zuromin, hacia el año 1880, existían numerosas fami­lias con el apellido Ryzowy.

firma isaac2

Según cuenta Walter, su hijo menor; “mi padre decía que casi todos en el pueblo se llamaban Ryzowy, y el resto Oberst”. La población de dicho lugar rondaba las 450 personas.

Como la mayoría de los inmigrantes de la zona de Polonia, Rusia o Alemania, entre las determinantes de su salida hacia América estaban las de tipo económico, el creciente antisemi­tismo en algunas regiones de Europa, y la de que a los jóvenes se los reclutaba para servicios militares que duraban a veces más de quince años, muchos no volvían a sus poblados de origen.

Foto 14_IsaacR Foto 15_Malka

Isaac Ryzowy llega al puerto de Santos, en Brasil en 1927 don­de es recibido por integrantes de la organización judía Ben Ezra. Era de profesión sastre y luego se dirigirá a la ciudad brasileña de Cruz Alta, Estado de Rio Grande do Sul, donde estaban afinca­dos unos primos, también provenientes de Zuromin.

Trabaja vendiendo mercancías varias hasta que logra comprar un coche con caballos. Allí trabaja un tiempo hasta que en 1930, a bordo del buque alemán “Tacoma” llega al Uruguay.

Desembarca en Montevideo y se dedica a la venta callejera de corbatas, saliendo incluso de la ciudad, hacia el interior, para ofrecer su mercadería.

En 1934, en Sarandí Gran­de, departamento de Florida, localidad ésta cercana a Du­razno, abre una tienda en so­ciedad con Samuel Kopf, y a los tres meses se dirige a Du­razno donde se instala defini­tivamente.

El comercio de Isaac Ry­zowy estaba ubicado en la es­quina de Ansina y Lavalleja, y se llamaba tienda “Varsovia”, también conocida como “la Casa Blanca”. Como la clien­tela era mayoritariamente del medio rural, muchos le llama­ban al dueño no por su nombre de pila sino por un cómico apelativo, “Don Varsovia”. En el edificio de enfrente, cruzando calle Lavalleja, tenía Ryzowy un depósito de mercaderías, princi­palmente ponchos de campo.

En 1936, y luego de juntar dinero logra traer a su hermana Manye desde Polonia.

Historias que se cruzan y se entretejen, signadas por la ur­gencia de salir al mundo como forma de salvación, pues eso es lo que constituye el emigrar para los judíos. Abordar los barcos para llegar a la vida escapando de lo que ya se pergeñaba como la experiencia más atroz que sufrió pueblo alguno en la tierra.

 

En ese marco está la historia de vida de Malka Bekerman, nacida en 1913, quien en 1939 huye del pueblo polaco de Sokolów, con veintiséis años, habiendo perdido a sus padres víctimas de una epidemia de gripe española, cuando ella era una adolescente.

Malka aborda sola el barco justo a tiempo. Traba amistad con otras mujeres en igual condición que ellas durante la travesía y llega a Montevideo, Uruguay, a iniciar con muchos sacrificios una nueva vida.

Cuba R 2_2Walter R 2 - copia2

El 1º de marzo de 1941 se casa con Isaac Ryzowy, y de esa unión nacerán sus dos hijos David Cuba, el 28 de marzo de 1942, y Walter, el 19 de junio de 1947. Ambos asisten a la escuela primaria y secundaria en Durazno. Se radicarán luego en Monte­video, y finalmente en los Estados Unidos de América.

Investigaciones sobre el apellido Ryzowy, en Zuromin, –to­mando el período desde fines del siglo XIX y hasta la segunda década del XX–, muestran más de veinte varones de apellido Ry­zowy.

En la lista de judíos asesinados por los alemanes, en el campo de concentración de Auschwitz, en enero del año 1943, figuran tres hombres de apellido Ryzowy (Jakub, Dawid y Josek), prove­nientes de ese poblado polaco de Zuromin.

Luego en 1945, Isaac Ry­zowy consultando con su her­mana Manye la lista de prisio­neros del mencionado campo, difundida por la Cruz Roja, encuentran con dolor que sie­te de sus hermanos y hermanas estaban entre los fallecidos.

Pero, faltaba un hermano, de nombre Gerson Ryzowy a quien Isaac logra ubicar y re­cuperar trayéndolo a Monte­video. Cuentan que cuando se encontraron frente a frente no se reconocieron. Gerson tenía, indeleble, como muestra del oprobio padecido por los judíos en Europa, el número de prisio­nero tatuado en uno de sus antebrazos.

Los inmigrantes judíos de Polonia

Imagen 1

A partir de la década de 1930, Durazno recibió a varias familias judías que emigraron desde diferentes pueblos y regiones de Polonia.

El ascenso del antisemitismo a partir de finales del siglo XIX –no solamente en las tierras polacas sino en toda Europa– hizo que se cuestionara la idea de igualdad de derechos y la tendencia a la asimilación de los judíos, abandonándose la búsqueda de medidas socio-polítcas que pudieran servir para tal fin.

En dicha época, cientos de miles de judíos abandonaron Polonia para, en su huida del antisemitismo y la sobrepoblación, emigrar a la cada vez más próspera América.

En 1918, cuando Polonia recuperó la independencia tras más de 100 años de sometimiento, albergaba dentro de sus fronteras tres millones de judíos. La mayoría de éstos se mostraron favorables al nuevo Estado, creyendo que la Polonia del futuro sería un país democrático, donde podrían vivir libres de persecuciones. Sus esperanzas se vieron cumplidas solo parcialmente. En el período de entre guerras los judíos disfrutaron de considerable libertad para cultivar su propia cultura y vida política.

Sokolow

Sokolow hacia 1920

No obstante, el auge de las ideologías de derechas y nacionalistas –que se produjo en numerosos países europeos, entre otros, Alemania, España y Polonia– originó una escalada de actitudes antisemitas en la segunda mitad de los años treinta.

Wroclaw

Wraclaw, en Polonia

Así llegaron familias como Ryzowy del pueblo de Zuromin; Sokolsky, de Zuchowiche; Niski, de Kólano, en Regica; Bekerman, de Sokolow; y la familia de José Niski, de Wraclaw.

Estas familias, se concentraron en el casco urbano de Durazno, y las familias Niski, la de José y Rosa, en Sarandí del Yí, y la formada por Abraham y Dora, en el pueblo El Carmen, en el interior del departamento.

 

 

La historia de Kalman Steiner

Kalman Steiner era un soldado de la infantería del  ejército húngaro que luchó en la Primera Guerra Mundial en el Frente Oriental.

Kalman era de origen judío y había nacido en Hungría en 1876.

En 1916, en el transcurso de una batalla Kalman resultó herido recibiendo dos balazos. Las heridas casi le provocan la muerte si no fuera porque la nieve no permitió que se desangrara.

Abandonado en el campo de batalla fue recogido por las tropas rusas y hecho prisionero.

Kalman Steiner era artesano zapatero y de ello vivía antes de la guerra.

Ese oficio le permitió poder trabajar como artesano en un campo de prisioneros, en la región siberiana, donde fue confinado por los rusos durante ocho años.

Screenshot_2016-06-16-11-12-41

Soldados húngaros prisioneros de los rusos en la I Guerra Mundial

La excelente calidad de las botas de cuero fabricadas a mano le  convirtió en el proveedor de calzado de los oficiales de dicho campo.

Un día un alto oficial ruso le pregunta acerca de su deseo de ser liberado,  de poder volver a reencontrarse con su familia, y días después será el que posibilitará su huída.

Kalman, el zapatero, es subido en un tren con un documento de identidad falso y durante seis meses viaja hasta llegar a su patria, Hungría.

En su tierra se reencuentra con su familia: su mujer y sus cinco hijos, Zenón, Eugenio, Blanca, Sara y Ana.

En 1930 muere su esposa Fanny Kleinberguer.

Su hijo mayor Zenón, en 1930, toma la decisión de irse a América, y llega a Montevideo radicándose más tarde en la ciudad de Treinta y Tres.

Luego, trajo a su hermana Blanca quien se casó con Max Rosemberg y se afincaron en la ciudad de Melo abriendo allí una tienda.

En 1932 Kalman Steiner y sus hijos Eugenio, Sara y Ana emigran también a América.

Kalman fallece en Montevideo en el año 1959.

Ana Steiner, su hija menor, se casará en 1935 con Isaac Mendelsohn, y vivirán en Durazno hasta el año 1956.

(agradezco la colaboración del Sr. Eduardo Mendelsohn)

“Los judíos del Durazno”

El miércoles 1 de junio a las 19 y 30 horas, en la Sala Bregman de la Comunidad Israelita del Uruguay – Kehilá, en Montevideo, se presentó el libro de Carlos Fariello Gamarra, “Los judíos del Durazno. Otras historias de inmigrantes”, editado por Tierradentro. En la ocasión participaron Shai Abend y el Lic. Oscar Padrón Favre, además del autor.

13343067_1742313692676315_8562128139978031863_n

El autor en una parte de su exposición

 En la oportunidad estuvieron presentes descendientes de los judíos del Durazno tales como Sara Zigler, Beatriz Bekerman, Julio Chonicheski y León Oltarz, además de autoridades de la Kehilá y del Comité Central Israelita.

“Los judíos del Durazno” es un proyecto de búsqueda y recuperación de la memoria referido a la presencia judía en Durazno.
El libro muestra un panorama general de la inmigración judía llegada a Durazno a partir de la década de 1930, y cómo estas familias vivieron y aportaron a la construcción de nuestra sociedad.

La zapatería “Signo de Oro”

Isaac Mendelsohn, de origen rumano, nacido en 1908. Proveniente del pueblo de Năusăd (Nasaub), llega a Durazno en 1934.

Mendelsohn había arribado a Montevideo en 1929 junto con dos amigos de la misma nacionalidad.

Se instala en Durazno con un taller de compostura de calzados en 1935, con el nombre de “Signo de Oro”, luego agregará la venta de zapatos para damas y caballeros.

Foto3_Taller de zapatería en 18 de julio_1935

Al taller de compostura de calzados se agrega luego la venta de zapatos que provenían de fabricantes afincados en Montevideo, dicho comercio funcionó en calle 18 de Julio, frente a donde estuvo años más tarde la agencia de la empresa de autobuses ONDA (entre los años 1935 y 1937)

Foto1_Zapatería en 18 y Penza_1938

En 1941 compra a Vicente Spínola, de profesión sastre, la esquina de 18 de Julio y Penza, donde entre 1951 y 1953 reformará el edificio para instalar la zapatería “Signo de Oro” que extenderá su vida comercial hasta el año 1983.

El “mini barrio judío”

Estos judíos, a excepción de las familias Eff y Ryzowy que vivieron en puntos diametralmente separados de la ciudad, como lo son los barrios de la Plaza Rodó y de la Plaza Artigas, respectivamente, se concentraron prácticamente en unas dos cuadras, por las céntricas calles hoy 19 de Abril, entre Artigas y Petrona Tuboras (antes Río Negro[1]). Se podría hablar de un mini barrio judío en el Durazno de entonces.

19_mini barrio judío

 

En la cuadra de 19 de Abril, entre las calles Artigas e Ituzaingó (hoy Baltasar Brum) estaban los comercios y fincas familiares de Granestein (Moisés), Sokolsky, Ziegler, Oltars y Bron. [ cinco familias judías en una cuadra! ]

Comercio de Granestein

Edificio, hoy refaccionado pero que guarda la apariencia en general del local que albergó el comercio de Moisés Granestein, y luego de Gedale Bron.

En la mencionada cuadra, en la esquina de 19 de Abril con Ituzaingó, la tienda y mercería “La Estrella” de Salo Ziegler  (esta esquina estuvo antes ocupada por la tienda de Salomón Tell) ; en la mitad de la cuadra, por 19 de Abril y en la acera este, “La Capital”, mueblería de Abraham Sokolsky; en la acera de enfrente hacia el oeste la tienda “Sarandí” de Moisés Granestein, luego en esa esquina estuvo instalado Gedale Bron, también con comercio.

Cruzando por calle Ituzaingó, y por la misma acera vivía la familia de Sijas Oltars, donde se ubicó luego y durante muchos años la estación de servicios de Cortabarría Hnos.

 

Paralela a la calle 19 de Abril hacia el oeste, por Lavalleja, a la misma altura prácticamente, entre Ituzaingó y Tuboras, el domicilio de Confino (éste se dedicaba a la compra de chatarra, y al armado de camas de metal)

En la esquina de Lavalleja y Petrona Tuboras, la tienda llamada “La confianza” de José Holzman

Siguiendo hacia el este por 18 de Julio, frente a la Plaza Sarandí, entre 19 de Abril y Herrera, la mueblería  “Centenario” de Abraham Bekerman, y la tienda “La Moderna”, en 18 de Julio entre Penza y Herrera, atendida por su esposa Sara Weil y continuando hasta la siguiente esquina con la calle Penza, la famosa y recordada zapatería de Isaac Mendelsohn, empresa luego continuada por su hijo Eduardo, “Signo de Oro” que durante décadas calzaron a varias generaciones de duraznenses.

Por calle, Penza hacia 18 de Julio, un taller de arreglos y confección de calzado,- propiedad de un inmigrante húngaro llamado Luis Lubich – , denominado “El Danubio azul”.

Lubich era casado con Blanca Mendelsohn, prima de Isaac Mendelsohn.

Prosiguiendo este recorrido, por 18 de Julio antes de llegar a la intersección con Manuel Oribe, la sastrería de  Abraham Miljiker, de origen lituano, contigua a la confitería “La Americana” de Salinas, que luego fuera “La Catalana”, pasando la sastrería y tintorería a manos del “Nene” Casas. (conocida también como tintorería de Volpe)

 

Por calle Lavalleja, entre 18 de Mayo y Aparicio Saravia, el comercio (también tienda) de Salomón  Wengrowsky, en la cuadra antes de llegar a la Plaza Artigas.

En cambio Isaac Ryzowy  tenía su comercio en el ramo tienda con dedicación especial a gente del campo, frente a la Plaza Artigas, por al actual calle Ansina casi Lavalleja, conocida como “la casa blanca” aunque su nombre era “La Varsovia”.

José Mijailovich, de origen ucraniano, personaje pintoresco si lo hubo por su excesiva verborragia, siempre defendiendo el valor de lo que ofrecía en cada transacción con el cliente, vendía mercaderías varias, ropa, artículos de mercería y cosas de menor calibre, casa por casa, o boliche por boliche, lo que se dice un tradicional “klaper”.

 

Klapper es un vocablo en idioma yiddish que significa “golpear” y que hace referencia a los vendedores de mercancías puerta a puerta, iban golpeando las puertas de los posibles compradores. También entre los vendedores ambulantes, ocupación muy común entre la mayoría de los primeros inmigrantes judíos, estaban los que vendían a cuenta, es decir a crédito, en cuotas, éstos eran llamados “cuentenik”, cuente por cuenta seguramente, y del yiddish la terminación “nik”.

Los vendedores de esta última clase también se llamaron cuentapropistas, los primeros adelantados de las ventas a crédito.

Cuando un cliente no cumplía con el pago de la deuda se le denominaba “tshvok”, que significa “clavo”.

 

Godofredo Roeske, también lituano, era mecánico y realizaba el mantenimiento de las máquinas de la sucursal que tenía el Molino Filippini en la localidad de Cardal, en el departamento de Florida. Luego trabajó ejerciendo la misma actividad en el molino de Durazno.

 Eff y sus hijos recorrían la campaña y vendían en la ciudad también diversas mercaderías. Vivían en una finca sita en la esquina de las actuales calles Manuel Oribe y Andrés Latorre.

[1] Las calles en esa época tenían otros  nombre que difieren de los actuales. Por ejemplo: Penza era calle Yí, luego Zorrilla, Manuel Oribe (Sarandí), Eusebio Píriz (25 de Mayo), Tuboras (Río Negro), 18 de Mayo (Tacuarembó), Ansina (Cerro Largo), Baltasar Brum (Ituzaingó), mientras que calles Artigas, Lavalleja, 19 de Abril y 18 de Julio no cambiaron.

Apellidos judíos en Durazno

La siguiente lista es el resultado de la investigación realizada por Carlos Fariello Gamarra acerca de la presencia de inmigrantes de origen judío en el departamento de Durazno, Uruguay.

La mayoría delas familias se establecieron en la capital del departamento en una zona de la ciudad que se puede denominar como el “mini barrio judío”.

La siguiente es una nómina de las familias de origen judío asentadas en Durazno a partir de la mitad de la década de 1930.

Schwartz– sin confirmar, comerciante (citado por Miguel Feldman[1])

Stern – sin confirmar, comerciante (citado por Feldman)

 Confino -(apellido de origen sefaradí, provenía del Imperio Turco – Otomano) tenía tres hijos. Se dedicaba a los metales, era chatarrero. Se situaba su domicilio donde hoy es la sede del Club Atlético Wanderers, calle Lavalleja casi Ituzaingó, al lado de la casa de Morgantti.

Mendelsohn, Isaac – (origen rumano), comerciante, zapatería, casado con Ana Steiner (padre de Eduardo y Susana Mendelsohn) Eduardo también comerciante, casado con Perla Brom. Zapatería en 18 de Julio y Dr.Penza (Signo de Oro)

Sokolsky – Abraham, (origen polaco), padre de Simón  Sokolsky comerciante, mueblería  (“La  Capital”) en 19 de Abril entre Ituzaingó  y Artigas. Llegado a Durazno en el año 1939. Su esposa se llamaba Fanny Caban.

Ziegler (Zigler)[2], Salo – Comerciante, tienda “La Estrella” en la esquina de Ituzaingó y 19 de Abril.(Dos hijas)

Ryzowy (Royave), Isaac – (origen polaco) comerciante (casado con Malka Bekerman, tienda “La Varsovia”, en la zona de Plaza Artigas, esquina de las calles Ansina y Lavalleja, dedicada a la venta de artículos para la gente de campo. (2 hijos, Cuba (1938) y Walter[3] (1947))

Oltars (Oltarz), Sijas – (origen polaco) comerciante vivía en la esquina de Ituzaingó  y 19 de Abril, donde luego estuvo la estación de combustibles de la firma Cortabarría Hermanos, esquina cruzada con la tienda de Salo Ziegler. Oltars también tenía tienda.(tres hijos: Mauricio, que abrió en Montevideo una joyería en la calle Andes, Aída y Anita)

 

Eff (posiblemente polaco) comerciante, vendedor de artículos varios en el interior del departamento,vivieron en  zona de la Plaza Rodó.(3 hijos:dos varones y una mujer)

Mijailovich, José (ucraniano), vendedor puerta a   puerta. Vivía en Eusebio Píriz casi 18 de Julio. (casado, dos hijos)Su hija tuvo una academia de enseñanza de contabilidad, taquigrafía y dactilografía entre 1970 y fines de la década de 1980.

Bekerman, Abraham (origen polaco), comerciante, mueblería “Centenario”, en 18 de Julio casi Dr. Herrera, donde hoy está la sucursal del Banco de Santander (antes el viejo “Café Centenario”, luego en 1970 Unión da Bancos del Uruguay, Banco la Caja Obrera, y una tienda de Juan Nafouge) Al mismo tiempo tuvo una tienda, “La Moderna”, en la cuadra anterior por 18 de Julio, atendida por su esposa, frente a la farmacia de Angueira. (Su esposa se llamaba Sara Weil Bryl y tuvo tres  hijos: Fanny, Carlos y Beatriz) Carlos Bekerman es médico especialista en medicina nuclear y vive Chicago)

Granestein (Granatstein), Moisés – comerciante, (padre de Mateo Granestein) vivían en 19 de Abril entre Artigas e Ituzaingó (esposa de nombre Liva) Comercio donde está hoy supermercado La Familia.

Bron, Gedale – comerciante, tío de Perla Bron. (esposa de Eduardo Mendelsohn), casa por 19 de Abril casi Ituzaingó. Vino de Tarariras, 3 hijas. (le compró el comercio a Moisés Granestein y se ubicó en la finca lindera por 19 de Abril)

 

Lubich, Luis -zapatero (origen húngaro), vivía en Dr Penza casi 18 de Julio   (casado con Blanca Mendelsohn, prima de Isaac Mendelsohn) (Lubich no era judío)

Miljiker (Milcheker), Abraham – (origen lituano)  tintorería donde luego estuvo comercio en el mismo rubro  Volpe, en 18 de Julio casi Manuel Oribe al lado de la confitería frente, al Cine Artigas (dos hijos: Mauricio y Rebecca)

Wengrowsky (Wengrosky), Salomón, – (origen polaco) comerciante, tienda en calle Lavalleja, entre 18 de Mayo y Aparicio Saravia. (también aparece citado, según testimonios, como Henry)(dos hijas)

Holzman, José – tienda ”La confianza”, en la esquina de Lavalleja y Petrona Tuboras (esposa se llamaba Elisa)

Roeske, Godofredo – (origen lituano) Mecánico, vivía en calle Ibiray entre Rubino y Nogueira. Hacía el mantenimiento de las máquinas del Molino Filippini en Cardal, y luego en Durazno.

Weil – Sara, esposa de Abraham Bekerman

Caban – Fanny, esposa de Abraham Sokolsky

Steiner – Ana, esposa de Isaac Mendelsohn

Lewowicz – (un joven con este apellido fue a la escuela No. 1 de Varones en Durazno) No hay información sobre la familia.

Tell – Salomón (Dueño de la tienda que estuvo ubicada antes en el local que luego ocupara “La Estrella” de Ziegler)

Rogower (Royover) – Isaac (aparece en Guía de la colectividad Israelita de 1954 como viviendo en Durazno)(este apellido podría tratarse de Ryzowy)

Mautner – Hacendados con predios agropecuarios en el departamento de Durazno

Petzer – (de origen alemán) Dueños de una granja sobre la ruta 5, hacia el norte.

Klein – Zoltan (de origen húngaro) (dato sin precisar, según testimonios de conocidos, en la década de 1950, viajaba periódicamente a Durazno, viviendo algún tiempo en ésta, dedicándose a la compra y venta de joyas)

 

En Sarandí del Yí:

Conijetzki (Konicheski, Chonicheski) – Abraham, Bernardo y León (tienda, antes venta en campaña de mercancías varias) La casa de familia donde hoy está la farmacia Danesa.

Víctor, Jacobo, y un hermano (tienda) (apellido de origen sefaradí)

Niski, José (comerciante de origen polaco, provenía de Wraclaw –Panchev) y Rosa Niski, hijos: Elsa, Mauricio, Sara y Berta Berta, madre de Ruben Friedmann, vive en Israel desde 2015. Mauricio Niski trabajó en la campaña y jugó al fútbol en Nacional de Sarandí del Yí (murió en Montevideo en 2000)

Niski, Abraham (con tienda en pueblo El Carmen), (provenientes de Kolano, Polonia) casado con Dora Bok (tres hijos: Gela, Rosa y Jaime)

Borojovich – Aarón[4] (origen letón) tienda en Sarandí del Yí(emigrado antes de la guerra)

Krapchinsky – (se desconoce el nombre y la actividad que desarrollaba)

Kussman – Boris (aparece en Guía de la colectividad Israelita de 1954)

Lipman (citado en algunos testimonios; sin confirmar)

Liskin – (en el pueblo de Cerro Chato)(sin confirmar)

Mandel – Salomón (tenía un hijo varón)(tienda en el pueblo de Cerro Chato)

Peres – Familia de origen judío que vivió en paraje Las Cañas, y luego en la localidad de Blanquillo (se dedicaban a la agricultura)

[1]Feldman, M.,Tiempos difíciles, Inmigrantes judíos en Uruguay (1933-1945).

[2] Entre paréntesis se incluya otra forma de escribir el apellido (esto no quita que pudieran existir otras)

[3] Casado con Olga Zonis

[4] Aarón Borojovich se casa en 1952 con Sprintze Buszkaniec, madre del inmigrante polaco Isaac Zlotejablko y éste adopta el apellido Borojovich. Isaac Borojovich es un sobreviviente del Holocausto (nacido en Svir, en ese entonces en Polonia, 1927) y que vive en Uruguay actualmente(Ver: Isaac Borojovich y la memoria uruguaya de la Shoá, David Serrano Blanquer, Ed. Trilce, Montevideo, 2013)